CASA ROMA

Un sueño de un año (2010). Una casa porfiriana en el corazón de la colonia Roma, en la época en la cual no habían hipsters por aquí. En la entrada, cuando tocabas el timbre, abría la puerta un señor con una sonrisa discreta. Escaleras clásicas conducían a un vestíbulo igualmente clásico, lleno de sofás y sillas antiguas. Otras escaleras terminando con gracia, guiando la vista hacia salones en el piso superior.

““Este debería ser el escenario para una buena película de vampiros. ¿Saben? Los vampiros Anne Rice, no fantasiosos y brillantes vampiros”, dijo la chica cuando entramos por la puerta oscura. Un toque sensual de aventura chisporrotea valientemente a través de las habitaciones, la música oriental solo agrega al trasfondo de salvajismo. Conseguí mi whisky, tomé posición y comencé a observar las maravillosas maquinaciones de adultos inspirados. Esto me llevó de vuelta a los viejos años hippies (sin tantas drogas y orgías). Los niños con cabello largo, trenzados y con plumas, mujeres en seda y labios rojos, todos bailando a un ritmo constante de tambores, me saludaron. La escalera, curvándose con una simple balaustrada, abraza la pared íntimamente, creando un pequeño nicho debajo de ella donde cuatro músicos se sentaron. Sus dedos rasguearon tambores secos y un sitar. Y aunque el pelo largo les oscurecía la cara, el éxtasis era visible en cada movimiento. Me sentí claramente en casa bajo la luz sombría. Pero cuando las luces de todo el edificio se apagaron, mi piel se arrastró emocionada cuando se acumuló el zumbido, y el latido de los tambores aumentó en la oscuridad tentativa. Se encendieron más velas, acentuando el sentimiento tabú del ritual, esa magia antigua y prohibida, hasta que un grito estridente de risa rompió el hechizo. El bar nunca cierra, yendo de la mañana a la noche y también sirve como un restaurante muy decente para los clientes. Este es un lugar moderno, donde uno puede estar y hablar; disfruta de música en vivo y la sensación sensual de calor eléctrico que baila en el aire.”

(Artículo encontrado en internet, de autor desconocido)

IMG_3019.JPG
7-P1010703.jpg
DSC_0272.jpg
Capture d’écran 2011-08-21 à 15.33.28.png
DSC_0010-2.jpg
DSC_0083.jpg
DSC_0217-2.jpg
DSC_0298.jpg
P1010760.JPG

Un sueño de un año hecho realidad con Raúl Santos Coy, Ruy & Iñigo Villamil.